¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Acuerdo ayer de prolongación hasta el 31 de octubre, una solución que parece quedarse en el medio de nada, con Francia que no “gana”, porque se oponía a la extensión, y Alemania que tampoco, porque proponía una más larga. Es una extensión flexible, pero que hará que, a no ser que lo evite May antes del 22 de mayo como es su objetivo, pero ya hemos visto los “no avances” continuos en este sentido, UK participe en unas elecciones europeas de las que surgirá un Parlamento que, a la postre, tendrá que cambiarse si, efectivamente, el espíritu de esta extensión es el de que haya Brexit, ordenado, eso sí.

Esta extensión, que se venía descontando, reconoce la EU que es más corta de lo que se esperaba, y tan flexible como se esperaba, e insta a May a aprovecharla, en un mensaje que suena a que habrá pocas concesiones a futuro. Lo cierto es que Europa parecía más firme hace unas semanas que ahora, y que parece echar un cable en una situación actual en la que las salidas para el país británico no parecen evidentes, vamos a decirlo así con buenas palabras y sin ensalzar una coyuntura actual que imagino que se recordará por tiempo.

 

Iván Sáez Fuertes | Executive Director | PAS – People Advisory Services

Por hablar de algo de lo que nos ocupa, el Brexit encara otra semana fundamental, aunque lo cierto es que estamos ya habituados a empezar cada semana con una especie de cantinela acerca de lo crucial que es el siguiente estadio en el proceso. Al menos hay que reconocer el esfuerzo que le debe de suponer a Theresa May plegar rodilla ante la oposición a la hora de buscar puntos comunes de entendimiento antes de llegar a una ruptura brusca, pero es que, ¿hay otra salida si no es la de buscar desesperadamente puntos comunes que desbloqueen el estancamiento parlamentario? Ahora mismo sí que parece que, o en el Summit europeo extraordinario del miércoles 10 se concede una extensión del artículo 50, como parece ocurrirá y a pesar de que hay países como Francia que parecen más negativos a ofrecer más tiempo, o la ruptura será consumada el viernes, que era el deadline marcado si no había una solución con la que Europa pudiera convivir antes. Como leía a un economista autóctono: “the only certain things in all this are the questions”.

Esto es, solo hay preguntas por el momento.

Esperamos daros alguna certeza hacia mitad adelantada de semana (laboral).

 

Iván Sáez Fuertes | Executive Director | PAS – People Advisory Services

Parecía el martes un día de descanso en cuanto a headlines, aunque hubo mucho movimiento entre bambalinas sin duda, con May intentando convencer a muchos de los diputados que tiene en contra para acabar decidiendo pedir una prórroga más a Bruselas, hasta el 22 de mayo. Parece que el objetivo de May es trabajar con el líder laborista, Jeremy Corbin, para intentar llegar a una solución definitiva, lo que pone la situación en términos de posible Brexit blando, que incluya posibles modificaciones en la posición de UK respecto a la Unión aduanera, aunque esto va a poner a muchos diputados en contra y solo irá adelante en función de que los 27 puedan estar de acuerdo en cambiar algunos de los puntos ya acordados anteriormente.

Ya sabemos que Europa no tienen gran intención en moverse, aunque Donald Tusk escribía el martes noche un twitter en el que instaba a tener paciencia antes de saber más…y eso no es un mensaje negativo de cara. Pero los problemas de May pueden estar más cerca, con un Parlamento que ha rechazado ya 3 veces el acuerdo con Europa.

Iremos conociendo nuevos detalles, imagino, aunque quizás se conocen pocos más y esto no es sino un hecho de ir escribiendo capítulos sobre la marcha.

Ayer con el avance de conversaciones entre May y Corbyn, parece que pudiera alejarse el fantasma del “no-deal” y acerque posturas de posiciones más blandas. en este sentido, el presidente de la Comisión Europea se ponía serio ayer, atacando a los defensores del “no-deal” e instando a los diputados a aceptar el acuerdo que May alcanzaba con los 27 y diciendo que un “no deal” parecía un escenario muy posible actualmente, y que no existía la posibilidad de un “managed no deal”, como una ruptura controlada, tampoco de extensiones si no había aprobación en Parlamento a lo que ya se rechazó 3 veces.

Mientras May trata en el tiempo de descuento que el Parlamento apruebe el acuerdo firmado con Bruselas, ayer, varios partidos británticos pidieron un segundo referéndum.

El Parlamento, por su parte, rechazó ayer la propuesta de volver a votar otros planes alternativos para el Brexit, 301 contra 300.

Seguiremos informando…

 

Iván Sáez Fuertes | Executive Director | PAS – People Advisory Services

SUBIR